viernes, 25 de febrero de 2011

San Avertano, ni festivo, ni lectivo

Me gustaría que alguien me explicase por qué el día de hoy -25 de febrero- es ‘no lectivo’, sin ser festivo, en la Comunidad de Madrid y posiblemente en alguna de las otras autonomías del Estado español, aunque no en todas que para eso existe el hecho diferencial. No es el mismo caso que el 11 de octubre o el 7 de diciembre, cuya encajada ubicación justifica el sacrosanto e irrenunciablemente español puente. Pero ahora no hay fiestas de por medio.

Podría ser –ni estoy seguro, ni voy a comprobarlo- que se festeje el patrón de los docentes. Si así fuera, me molestaría recordar el agravio comparativo de que los periodistas no celebramos San Francisco de Sales, el 24 de enero, cerrando ese día los medios informativos. Y, además, que es lo que vale, estamos en un país laico, al menos de palabra. Lo siento por San Avertano, San Cesáreo, San Tarasio o San Victorino, entre otros.

¿Será porque el trimestre se está haciendo muy largo? Supongo que hasta Semana Santa, sin un solo día festivo de por medio, será muy cansado para todos, pero en especial para aquellos que no han tenido vacaciones en su trabajo desde el 24 de diciembre al 9 de enero –ambos inclusive- ni las tendrán entre el 15 y el 25 de abril, como es el caso de los profesores de los centros escolares, por no hablar del amplio descanso veraniego.

Sea cual sea la razón, esta festividad unilateralmente decidida obliga a numerosos padres a tomarse el día libre –quien pueda-, a recurrir a los socorridos abuelos o a pagar por una actividad extraescolar con la que entretener a los niños en un día que no entiendo de ningún modo por qué no es escolar a todos los efectos. Porque por mucha tensión o estrés que acumulen los profesores, es injustificable que un colectivo como éste siga disfrutando de tantas prebendas en su calendario laboral, por mucho que coincida con ellos en otras de sus reivindicaciones docentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario