martes, 15 de marzo de 2011

Apuntes de fauna social (V): No son tres, sino cuatro


Siempre había leído que había tres tipos de personas en el mundo, en términos generales, y en las organizaciones y empresas, de forma particular:

 - Las que hacen que las cosas sucedan. Desgraciadamente son una minoría ya que el sistema educativo y social no prima estas actitudes innovadoras, sino que premia el conformismo, el pelotismo, el 'sibwanismo'.

- Las que miran como esas cosas suceden. Lo bueno de este estadio es que no es permanente sino que te lleva a moverte, incluso a movilizarte: o bien te sumas a aquella élite que asume la iniciativa o bien te estancas definitivamente en el tercer grupo.

- Y ese último estrato es el de las personas que no sólo se preguntan ¿Qué está sucediendo?, sino que incluso a veces ni entienden que está ocurriendo algo.

Desgraciadamente mi experiencia me ha demostrado que hay un cuarto colectivo en el mundo, cada vez más numeroso y a la vez manipulador y manipulado: los que se niegan a reconocer que algo está sucediendo, que todos son apariencias, modas pasajeras, protagonismo de advenedizos, y que hay que ya habíamos llegado a tal sistema de perfección que, cuando aflora una crisis, la solución única es volver a los tiempos arcanos y remotos para reencontrarse con ‘lo malo conocido’ que aventurarse por cualquier alternativa del tipo ‘lo bueno por conocer’.

3 comentarios:

  1. Algo nos tendra que hacer cambiar todo un poco.
    Y esto me gusta, seguro que lo conoces.
    http://www.attacmadrid.org/wp/wp-content/uploads/Indignaos.pdf

    ResponderEliminar
  2. Hay veces que me parece tan fácil distinguir a las personas que trabajan por ese 'progreso' (punto 1) que no entiendo como la gente no les lleva en volandas hasta el poder (real, no el politico). Y al contrario, hay veces que no entiendo como muchos no se percatan de las intenciones de esos inútiles que nos quieren hacer creer que "no pasa nada". Y no es solamente a nivel politico y social.

    ResponderEliminar
  3. Es curioso, había un par de párrafos cambiados y ni me había percatado. Los antiguos duendes de las imprentas se han mudado y reconvertido para instalarse en la bloglandia

    ResponderEliminar