lunes, 7 de marzo de 2011

Querer es poder, y el Giro ha querido y ha podido

Acabo de leer la noticia sobre los conjuntos invitados al Giro de Italia. Naturalmente lo primero que recomprobado ha sido si el nombre del Geox-TMC estaba en esta lista. Y, efectivamente, el conjunto de Matxin figura en esa relación de invitados, como no podía ser de otra manera que un conjunto que puede presentar un nueve con ciclistas como Menchov, Duarte, Blanco, Sastre, De la Fuente, Cobo, Felline, Ardila, Florencio o Valls –¡pongo hasta un reserva!-. Ya bastante incomprensible y traumático fue que el Tour optase por el nacionalismo más exacerbado para dejarles fuera como para pensar en que el Giro podría repetirlo. Ahora solo queda que en Italia ‘la lieís’.

Pero mi gran sorpresa ha sido repasar la lista de invitados y comprobar que eran cinco equipos y no los cuatro habituales para respetar ese límite de 200. Según he leído en biciciclismo, RCS explica que ha obtenido el permiso de la UCI para superar el límite por la celebración del CL aniversario de la unificación italiana, así que serán 23 equipos, en lugar de los 22 habituales, y 207 ciclistas. La organización italiana agradece a la UCI la exención concedida de superar el límite de 200 ciclistas.

Una excusa perfecta –pero que no tiene ninguna justificación ni causa deportiva- que demuestra que en el ciclismo, como en la vida, querer es poder. El Giro ha querido, la UCI también; y la carrera italiana ha podido. ¡Que cunda el ejemplo en otras de las mil polémicas que salpican este deporte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario