viernes, 15 de junio de 2012

Prescindible: aquello de lo que te puedes privar

Según el RAE, prescindible es “aquello de que se puede prescindir”, entendiéndose como prescindir “privarse de algo, evitarlo”.

Viene a cuento esta precisión semántica sobre las críticas recibidas cuando califiqué así el libro de David Millar que precisamente se acaba de presentar en Barcelona: que si tenía prejuicios, que como podía calificar algo que no había leído y por supuesto ese ‘This is Spain’ tan típico y tan tópicamente mal usado.

En un mundo en el que la oferta bibliográfica es infinitamente superior al tiempo disponible para abordarla, es lógico que seleccionemos con criterios, muchas veces incompletos –lo reconozco-, aunque buscando una validez personal para la toma de decisiones. Es precisamente el significado auténtico de pre-juicio. Eso es lo que hice con ese libro, aplicarle el calificativo del primer párrafo, privándome de él, aunque siempre deje una puerta abierta. Nada más.

En ningún momento dije que fuera bueno o malo, que valoren quienes finalmente se lo lean. Y luego que juzguen, si lo desean, aparte de la obra, al autor. Eso sí, me lamenté y me volveré a lamentar de que la causa última de la traducción no sea el autor sino el contenido, y me reafirmo que es una pena que nadie haya escrito (aún) un libro sobre personajes con indudables méritos humanos y deportivos como Oscar Freire o Joan Llaneras o que no se hayan traducido libros de ciclistas mucho más interesantes en ambas facetas como Chris Hoy, Laurent Fignon o Bradley Wiggins.

No hay comentarios:

Publicar un comentario