viernes, 17 de agosto de 2012

Seis incógnitas, seis, para una Vuelta muy taurina


Mañana arranca en Pamplona la Vuelta a España 2012, una ronda que confía en repetir eso de ‘no hay dos sin tres’ tras la emoción hasta el final que tuvo en los años precedentes con los duelos Nibali-Mosquera y Cobo-Froome. Y es que en el fondo, eso es lo que de verdad interesa a todos.

Sin embargo, en estas vísperas del comienzo se me plantean seis incógnitas, seis –cifra que he elegido por el paralelismo taurino de esta ronda- que solo podremos contestar a posteriori, y e algunos casos cuando acabe la carrera el próximo 9 de septiembre en Madrid.

1. La Vuelta comienza de forma original con ese prólogo-encierro de Pamplona, muy bien aprovechado –publicitariamente hablando- por Caja Rural. Pero a pesar de la universalidad de los San Fermines. ¿Será bien recibida esta ‘espectacularidad’ fuera de nuestras fronteras? Si es así, podemos encontrarnos con un verdadero filón turístico-deportivo.

2. Después de las dos orejas y el rabo –técnica y visualmente hablando- que se han merecido las retransmisiones de los Juegos Olímpicos y teniendo en cuenta que la Vuelta se verá en más de 175 países, ¿hará alguna novedad en el trapío de las imágenes de la ronda nacional o volveremos a la cruda realidad en forma de mansedumbre del siglo XX?

3. ¿Ocho finales en alto –diez si añadimos Fuerte del Rapitán y Ezaro- no son demasiados ‘toros’ para una corrida por mucho que Javier Guillén apueste por este tipo de llegadas en vez de los sprints en pro del espectáculo? Comparto el gusto por esos finales en ‘muro’ que tan espectaculares pueden resultar y que son un pleno acierto ‘made in La Vuelta’. Pero tengo serias dudas con las rampas inhumanas de llegadas como Cuitu Negru y Bola del Mundo y sigo sin entender el abuso de las etapas monopuertos y la ausencia de llegadas tras un descenso.

4. La gran estrella del cartel taurino es Alberto Contador, aunque la duda que muchos plantean es ¿cómo se encontrará tras la ‘cornada’ recibida por el TAS y que le ha tenido tantos meses de baja? Claro que para otros muchos la pregunta es si el madrileño, con hambre de ciclismo, se habrá ventilado la corrida mucho antes del final, lo que desluciría la Fiesta al dejar como sobreros a muchos miuras.

5. Dicen que no hay quinto malo y por ello reservo este número para Chris Froome, el opositor natural del madrileño, por aquello de los mano-a-mano que tanto gustan en el ciclismo como en los toros. Los cánones dicen que tras un Tour tan ‘trabajado’ como el del británico es ‘imposible’ brillar en la Vuelta. Pero el británico llega del cielo, digo del Sky, así que ¿podrá romper esa tradición?

6. ¿Cómo quedará el escalafón nacional tras la Vuelta? A pesar del buen cartel de participantes foráneos –aunque algunos de ellos se hayan visto a venir a España obligados tras su fracaso en el Tour-, los grandes protagonistas de la Fiesta-Vuelta serán los corredores nacionales… y todos ellos nos presentan un racimo de dudas a las que me refería. ¿Será ‘Purito’ el del pasado Giro? ¿Podrá sacar Unzué lo mejor de Cobo como hizo el año pasado Matxin? ¿Volveremos a ver algún día al gran Igor Antón de 2010? ¿Saltará algún espontáneo al ruedo?

En cualquier caso, que cada mozo que lancee su toro y que ¡Dios reparta suerte!

No hay comentarios:

Publicar un comentario