martes, 15 de enero de 2013

Estado de Bienestar: lo que hay que ver


Esta mañana –cuando salía con destino a Madrid- me he encontrado con este curioso anuncio en uno de los autobuses interurbanos de la compañía que realiza el trayecto. Obviamente he borrado las referencias porque no quiero ayudar de ninguna forma al promotor, aunque, sinceramente, si me gustaría dar un ‘toque’ al publicitario: no por la atrevida idea de venta, sino porque el proletario soporte dista mucho de ser el idóneo.

Lo que es realmente significativo es que para muchos –y pese a lo que está cayendo y seguirá haciéndolo al paso que vamos-, Estado de Bienestar sea sinónimo de una vivienda de lujo, de riquezas materiales, aunque hayan sido ganadas honradamente y con exclusivamente el esfuerzo propio. O no. Y de seguridad, privada, naturalmente.

Posiblemente sean las mismas personas a las que le de lo mismo que el cierre de centros de urgencia nocturnos en pequeñas poblaciones de una comunidad autónoma muy cercana –aunque en el futuro, y vista la política sanitaria de la CAM, podría ser en esa misma u otra localidad madrileña- sea el mejor ejemplo no sólo del desmantelamiento del Estado de Bienestar, sino simplemente un atentado al más elemental de los derechos, el Derecho a la Vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario