miércoles, 2 de enero de 2013

La mayor fortaleza de Line es la inmovilidad de WhatsApp


Aunque esta mañana me he despertado leyendo una noticia sobre que WhatsApp había permitido el rescate de unos montañeros en España, a esas horas ya había tomado una decisión: siempre que pueda utilizaré Line, más propicia a la innovación que WhatsApp que no ha querido o sabido renovarse en su apática inmovilidad, empachada por su propio éxito.

Line –que nació en Japón como forma alternativa de comunicación tras el terremoto de 2011- tiene todas las mismas funcionalidades para enviar mensajes entre teléfonos móviles, pudiendo ser de texto, imágenes, vídeo y audio. Pero tiene tres grandes ventajas: puede realizar (aunque el sistema es aún muy mejorable) llamadas gratuitas de voz por Internet; se puede instalar también en ordenadores y tablets sin línea telefónica, aunque debe estar asociado a una cuenta ya existente, y es gratuita, a diferencia de WhatsApp, que sólo ha comenzado a serlo cuando se ha dado cuenta del ‘peligro amarillo’.

Hay una cuarta diferencia, que es su atractivo entorno gráfico, con profusión de emoticiones y emojis –iconos japoneses-, y aunque sinceramente me da lo mismo, la compra de estas ‘pegatinas’ es un mercado muy interesante para la compañía. O de los programas paralelos como brush, camera… a los que ahora no me voy a referir. Por el contrario, la desventaja de no estar aún traducido al castellano es algo poco significativo, y además existe un traductor de textos integrado, aunque seguro que cuando se ‘españolice’ dará ese crecimiento exponencial que necesita. Y entonces pasará ya de los 100 millones de usuarios.

Pero lo más importante es que WhatsApp no funciona de ninguna de las maneras con versiones antiguas de teléfonos como el iPhone, mostrando un absoluto desprecio a quien pagaron en su día por la aplicación. Line, en cambio, puede instalarse por la ‘puerta de atrás’ sin demasiados problemas.

Las comparaciones pueden ser odiosas. Pero son determinantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario