domingo, 6 de enero de 2013

Regalos de Reyes: a Gaspar, cuidado, respeto, prudencia…


Queda algún regalo por abrir, pero no sabemos si Gaspar traerá lo que le hemos pedido… y, desgraciadamente, volviendo a la cruda realidad, tardaremos muchas semanas en saberlo.

No he sido nada original en mi ‘carta’, ya que estoy seguro que el 100% de los ciclistas hemos pedido lo mismo. Lo mismo que los padres, hijos, hermanos… de cualquier ciclista.

Cuidado, respeto, prudencia, responsabilidad, educación, civismo… y muchos conceptos más que se le piden –se les exigen- no a los propios ciclistas, aunque alguno debería hacer su propio acto de contrición, sino a los conductores, para que tengan en cuenta que ese maravilloso binomio máquina-persona que se encuentran en las carreteras es muy, pero que muy frágil. Y que una de las dos partes es exactamente igual que un conductor: una persona a la que le espera su familia. Pero que ha optado –por gusto, por profesión, por ocio, por salud, por transporte, por placer… -por usar voluntariamente la bicicleta. Y si lo hiciese por necesidad sería exactamente lo mismo. Que no es un ser molesto, sino un ciudadano con derechos.

Si ayer pedíamos a Melchor ética, un concepto ligado con la educación, no lo es menos esa conciencia, esa convivencia que, ojalá, nos traiga Gaspar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario