lunes, 18 de febrero de 2013

El peligro de las formaciones políticas estrafalarias


Andan en el PP (y me imagino también que en su media naranja PSOE, que en el fondo persiguen lo mismo) un poco preocupados por el derrumbe del sistema bipartidista. Normal, ya que se les puede acabar el chollo. Hasta tal punto que el PPresidente hablaba del peligro de surgimiento de formaciones “estrafalarias” como las que anidan en otras democracias europeas.

Solamente le diría que antes de hablar, reflexionara un poco y se preocupase de otros partidos quizás menos estrafalarios en su apariencia, pero cuyo líder es capaz de decir que “no he cumplido con mis promesas electorales, pero tengo la sensación de haber cumplido con mi deber”. Y se quede tan ancho.

O de normativas electorales que son capaces de cercenar la voz de las minorías, de los ciudadanos, por fomentar ese bipartidismo injusto, y que no se corresponde con el espectro social, al que se aferran sólo por sus mantener sus intereses.

O de la causa de abstenciones que, en próximas e inútiles convocatorias electorales como la del Parlamento Europeo, pueden y deben superar el 50% del electorado, sin que nadie quiera entenderlo ni asumirlo.



Por mucho que el señor PPresidente argumente que es mejor lo malo conocido –lo pésimo, a tenor del bochornoso espectáculo que nos están ofreciendo- que lo bueno por descubrir, le recordaría un concepto que ya he sacado a relucir en este blog: la tecnología está sirviendo para reducir, incluso eliminar, intermediarios. Y los políticos –aunque no les guste- lo son.

No hay comentarios:

Publicar un comentario