martes, 2 de abril de 2013

'El Dircom del futuro y el futuro del Dircom'


Aunque la profesión de periodista es una de las peor valoradas por la sociedad española, a tenor de la última encuesta del CIS, así como una de las más afectadas por la crisis socio-etico-económica que vivimos en nuestro país, de vez en cuando se leen algunas informaciones optimistas sobre el futuro de la profesión, aunque no sea en la faceta pura de informador periodístico sino de lo que se ha venido en llamar Dircom.

‘El Dircom del futuro y el futuro del Dircom’ es un interesante estudio realizado en base a encuestas a 25 destacados profesionales del mundo de la comunicación, en el que se recaba su visión sobre la evolución de esta profesión en los próximos años, aunque algunas de las tendencias ya se veían venir desde hace tiempo, lo cual no es óbice para que aquellos que están –y seguirán estando- anclados en el pasado sean capaces de ver las oportunidades.

Está claro, pues, que la revolución digital ha fortalecido al Dircom, aunque ello le obligue a tener que ponerse al día de las técnicas de comunicación 2.0. En todo caso, no dejan de ser herramientas y los contenidos seguirán siendo lo más importante, lo que diferencie la comunicación de calidad.

Eso sí, estas herramientas permitirán una comunicación más personalizada y, a la vez, más efectiva. Las notas de prensa y las ruedas de prensa –por poner dos ejemplos de herramientas básicas hasta hace poco en comunicación- perderán casi toda su importancia a favor de los medios sociales.

Sin embargo, el punto más significativo del estudio es el peso que van a tener los Dircom en la organización. Así, podemos leer que “el Dircom tiene que estar bien ubicado en la organización, depender directamente del primer ejecutivo y formar parte del comité de dirección. Si no es así no podrá gestionar la comunicación de la compañía, será el jefe de un dispensario de notas de prensa”. El marketing, la comunicación interna o con otros ‘stakeholders’ serán algunas de sus nuevas funciones.

De esta forma, el estudio señala que “hoy un CEO puede haber sido antes director financiero, o director de marketing y a nadie le resulta extraño. El Dircom del 2025 debe poder llegar a ser CEO, sin que nadie se sorprenda”.

Como os comentaba, interesante y a la vez optimista. Y por si alguno peca de escéptico, os puedo asegurar que no está escrito ayer, 1 de abril.

No hay comentarios:

Publicar un comentario