lunes, 15 de abril de 2013

Otra vez más la Ley de Godwin: Los escraches son nazismo puro


Podríamos estar ante una frase que pase a la historia. Y es que Cospedal ha acertado de pleno. Pero no en el contenido, ya que sabemos sobradamente que es una comparación similar a la del huevo y la castaña. En lo que ha atinado es en la forma: ya vale todo para meter miedo. Y puesto que la imagen de los 'perroflautas' nunca ha asustado –que se lo pregunten al ‘arrancacabezas’ canario-, que mejor cosa que recurrir al terror hitleriano para que la ciudadanía abandone la vía de la protesta pública y caiga ya rendida en esa etapa de esPPlendor que no hemos sabido comprender. De la vía económica para la redención, con ejemplos tan tangibles como éste, o tan absurdos como este otro, ya hablaré otro día.

Sin embargo, mucho me temo que es un argumento muy manido, que se explica claramente aquí como ‘Reductio ad Hitlerium’, también conocida como ‘Ley de Godwin’.

De todas formas, nada mejor que recordarle a la secretaria general de los populares que no siga por esa vía, a no ser que quiera ser una víctima más del ‘Efecto Streisand’. Mejor, que tenga en cuenta lo que dijo uno de los apóstoles del nazismo, un tal Gandhi: “Primero te ignoran, después se ríen de ti, luego te atacan; entonces tú ganas".

Y como escribí hace unos días, la mejor forma de acabar con una protesta, es simplemente acabar con las razones que la provocan.

PD: Nadie mejor que el gran maestro Forges para ilustrar esta entrada, con toda mi admiración y respeto.

1 comentario:

  1. Cospedal habla en diferido?por lo del retardo digo

    ResponderEliminar