miércoles, 21 de agosto de 2013

Mexi-Llón y otros muchos mejillones en busca de la Vuelta a España

No ha sido muy afortunado el diseño de Mexi-Llón como mascota de la Vuelta o, al menos, del inicio gallego de la ronda. Por eso no creo que lo veamos rondar mucho más de lo estrictamente necesario. Pero no debemos olvidarnos de que el mejillón es una de las razones de este comienzo, ya que se quieren promocionar las excelencias de un producto –injustamente catalogado como el marisco de los pobres- cuya producción anual alcanza las 300.000 toneladas, lo que supone más del 90% de la acuicultura marina española, en un sector que genera más de 11.500 puestos de trabajo directos.

Una promoción que se busca a nivel internacional, gracias a una indudable ventaja sobre sus competidores: el mejillón gallego alcanza su talla comercial en apenas año y medio, mientras que en otras zonas el tiempo de producción incluso de cuadruplica.

En Galicia hay más de 3.300 bateas –características de este sistema de producción, ya que en otras zonas se recurre a otros métodos-, y de una de ellas soltará amarras la Vuelta el sábado, aunque, a nivel deportivo, los ‘mexillones ciclistas’ gallegos apenas tendrán protagonismo, por lo que tendremos que consolarnos con el que han tenido Marque y Veloso en la reciente Volta a Portugal.

Pero en España contamos con otros muchos que no querrán desaprovechar esta oportunidad de saborear… el triunfo. Por ejemplo, en el Mediterráneo. La clóchina valenciana es de menor tamaño, pero de sabor más intenso gracias a la mayor salinidad de las aguas. Y en la cercana Murcia, las aguas del Mar Menor también producen este marisco, frecuente tanto en aperitivos como en los renombrados arroces marineros, ¿verdad Alejandro?

También los encontramos –con el nombre de musclo- en Cataluña, sobre todo en el Delta del Ebro, en un producto que se quiere diferenciar y promocionar con la denominación de origen. Pero lo más importante es que en la cocina catalana se utiliza el marisco con mucha frecuencia, formando parte de platos en los que también se encuentra la carne, los famosos ‘mar i muntanya’. Y es que para aligerar los platos, sin perder proteínas, se recurría a estas combinaciones. Y desde luego, ‘Purito’ Rodríguez sabe bastante de ello, sobre todo de montaña.

Cebras invasores

La mayor amenaza en España es el mejillón cebra, una especie originaria del Mar Negro que causa estragos en ríos y costas de todo el mundo, ya que se propaga con inusitada rapidez debido a su adaptabilidad a todos los medios –sea cual sea su salinidad o temperatura- y a poder aguantar varios días fuera del agua, Además su rápido crecimiento no sólo afecta a las especies autóctonas, sino que origina también daños económicos de consideración al instalarse en tuberías o canalizaciones, que llega a atascar por completo, inutilizándolas. Por si fuera poco, no es comestible.

La especie se detectó por primera vez en el Ebro y se ha extendido hacia el Norte, en los embalses vascos como el de Ullibarri-Gamboa, el más grande de Euskadi que abastece a Vitoria y Bilbao. Un grave problema que en estos días queda eclipsado por la desaparición del Euskaltel, que no sabemos como afectará a sus ‘muskuilua’ como Samuel, Nieve o Antón, aunque lagastronomía vasca tiene recetas para todo.

Volviendo al Mediterráneo, en Italia la mayor producción se registra en la región de Puglia, con unas 30.000 toneladas al año de un producto que se consume principalmente como el complemento de la omnipresente –y excelente- pasta. Muy cerca de allí, frente a la otra parte de la bota, está Messina, de donde es natal uno de nuestros protagonistas. Y es que los tiburones ajustan su dieta en virtud de los alimentos disponibles. Y uno de ellos puede ser el mejillón: no olvidamos que el bocado favorito de Nibali en la Vuelta de 2010 fue el Mexi-Llón Mosquera.

Por cierto, el vocablo italiano para denominar a este ‘frutto di mare’ es Cozza, que también es el apellido de un bigotudo ciclista estadounidense, de nombre Steve, profesional hasta el año pasado con Slipstream y Net App y al que seguro que echaremos en falta en esta Vuelta con tanto sabor.

Choros indigestos

Continuamos en el Nuevo Continente, y en concreto en países como Ecuador, Chile y, sobre todo, Colombia donde la denominación más común es la de choros. Recetas, a miles, aunque la más famosa es la de los mejillones rellenos, lo que aquí llamamos ‘tigres’, con pimientos y tomate. Y con lo crecidos que están los Urán, Henao, Betancur y compañía, esperemos que no se nos indigesten.

Pero volvemos a Europa, y antes de pensar en acabar nuestro periplo, vamos a recalar en Irlanda, donde encontramos algunas recetas interesantes como en salsa de nata y Guiness, pero sobre todo la sopa de mejillones, que seguro habrá probado muchas veces un Daniel Martin que desde que vive en Girona tampoco le hace ascos al ‘mar i muntanya’.

Terminamos en Bélgica, la meca del mejillón, de un producto más pequeño, pero más sabroso y, sobre todo, más fácil de limpiar, que se cultiva en el fondo del mar del Norte. Y que también es el destino soñado del Mexi-Llón: en los últimos años, se ha tenido que importar producto gallego debido a la gran demanda de sus exquisitos ‘Mosselen met frieten’, en neerlandés, o ‘moules-frites’, si hablamos francés. Un plato sencillo de mejillones cocidos al vapor y acompañados… de imaginación, que se suelen servir y comer en el propio perol donde se han elaborado, acompañados de las sempiternas patatas fritas y de una buena cerveza, preferiblemente una Duvel. Un placer de Dioses, como nuestro deporte.

Bélgica, un país que se mantiene unido gracias exclusivamente al gusto común de flamencos y valones por el ciclismo y por los mejillones con ‘frites’, ya que en todo lo demás discrepan e incluso se desprecian, aunque mucho nos tememos que en esta Vuelta a España poco podrán presentar ante los sabrosos productos del mundo entero que se dan cita desde el sábado en Sanxenxo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario