martes, 31 de diciembre de 2013

Marca España: Feliz salida de 2013 y mejor entrada en 1950


La ingeniosa iniciativa del Gobierno para recaudar consiste en multar por protestar y no parar de dar motivos para que lo hagas.

Quizás este sea el tuit que mejor resume el 2013 que, afortunadamente, está a punto de acabar. Aunque con matices: Es cierto que los motivos para protestar han llegado día tras día, de todos los frentes inimaginables, y de una forma muy distinta a la que nos habían vendido electoralmente. Pero el objetivo del Gobierno no es recaudar –que no vendría nada mal ante la desidia recaudatoria contra los que deberían hacerlo, contra los que más tienen-, sino simplemente que todos tengamos el miedo en el cuerpo y que nadie proteste ante el temor de un multazo desproporcionado donde más duele. Y todo ello en una decisión totalitaria sin precedentes: privarnos de un procedimiento judicial justo en favor de una sanción administrativa, directa, tajante, indiscutible, inapelable… salvo que pagues la tasa judicial, otro invento para seguir amordazándote, cerrando el círculo tan bien trazado.

En otro país del mundo civilizado un gobierno como el que nos ha tocado sufrir, por muy legítimamente que haya salido de las urnas, habría tenido que dimitir más de una vez (y no lo digo sólo por sus ‘problemas’ de financiación). Aquí, haciendo gala de un sentido democrático que causa más rubor en el mundo entero que en nuestro propio país, se sigue entendiendo una victoria electoral como un cheque en blanco. Hasta 2016. Y no pasa nada: la impunidad de nuestros gobernantes está por encima de todos. Y nuestra insensibilidad ante tamañas injusticias clama al cielo por mucho que digamos estar hartos.

Cuando había para todos, nos conformábamos con las migajas que nos dejaban. Ahora que dicen que no hay, tenemos que ceder en todos nuestros derechos –ojo, digo derechos- para que otros puedan seguir revolcándose en sus privilegios. Y ese ha sido el mejor resumen del 2013, en esa tan cacareada Marca España: las hemerotecas están para todos… salvo para estos profesionales de la mentira.

En fin, quizá no sea hoy el mejor día para remover conciencias. Seguid disfrutando, como yo haré: no nos amarguemos pero no olvidemos el auténtico panorama. Y sobre todo, recordad otro magnífico tuit alusivo a este día de Nochevieja y puesto en boca de un ministro que “os desea una feliz salida de 2013 y mejor entrada en 1950”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario