viernes, 7 de marzo de 2014

ITE: Instrumento para Timar Espléndidamente

Su marco legal es el Real Decreto-ley 8/2011 de 1 de julio, al que se sumaron inicialmente una treintena escasa de municipios, a través de sus ordenanzas municipales. Sin embargo es un instrumento con tantas posibilidades recaudatorias que casi todos los Ayuntamientos patrios están asumiendo esta normativa de ‘motu propio’… y con carácter de urgencia.
Me refiero a las ITE, unas siglas que podrían significar ‘Instrumento para Timar Espléndidamente’ o ‘Ingresos totalmente extraordinarios’… o cualquier lindeza parecida, aunque realmente corresponde a ‘Inspección Técnica de edificaciones’.
De entrada no me parece mal que se vigile el estado de las edificaciones, en aras a su seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato, como dice el Decreto. Pero cuando una web como la del Ayuntamiento de Valladolid la justifica por razones tan peregrinas como esta…
Se evita la depreciación de los edificios manteniendo o aumentando su valor de mercado y mejorando las expectativas de alquiler o venta, ya que una ITE favorable constituye una garantía para vendedores, compradores o arrendatarios del buen estado del inmueble.
… sólo puedo pensar en que algo huele a podrido y no en Dinamarca.
La normativa legal estatal prevé que tengan que pasarla todos los edificios con una antigüedad de más 50 años… aunque deja potestad a las Autonomías y a los municipios para que la rebaje. Y lo están haciendo con inmuebles ya de 30 años. En cualquier caso, dentro de diez años –o solo cinco como han reducido en algunos lugares- será obligatorio volverla a pasar.
Y aunque es un servicio sujeto a tasa –es decir, se puede cobrar o no-, me juego el cuello que son escasísimos los Ayuntamientos que no la cobran o la van a cobrar. A eso le juntamos las posibles multas por no haber pasado la inspección –cuya obligatoriedad no se comunica personalmente- y los costes de la licencia de obras para reparar los desperfectos vemos que la ITE es un regalo del cielo para Ayuntamientos… y para algunos arquitectos desocupados por culpa del ‘desladrillazo’ que también pueden ser tremendamente ‘aleatorios’ a la hora de fijar los honorarios por sus servicios.
Insisto. No me parece mal que se haga cumplir al propietario su obligación de conservar su inmueble. ¿Pero de esta forma? La Inspección Técnica de Vehículos es un precedente muy cercano que demuestra que hay algunos ciudadanos que cumplimos con esta obligación exagerada y pagándola a precio de oro… y sin resultados aparentes sobre la seguridad, ya que hay una minoría que circula con verdaderas tartanas peligrosas y sin asegurar.
En esta época quizá deberíamos preocuparnos más por la seguridad de las personas que ocupan muchos de estos edificios, con unos ingresos paupérrimos en forma de pensiones o subsidios o simplemente sin  ellos, que no pueden ni pagar la electricidad o la calefacción… pero que tendrán una vivienda –si no se la quita el banco- que gracias a una ITE superada aumente su precio de mercado.
Y desde luego, revisiones más urgentes merecerían otro tipo de edificaciones como el Metro o las estaciones de RENFE, que se están cayendo a cachos pese a las ‘minuciosas y prolongadas revisiones’ a las que son sometidas, ante la desidia –o la irresponsabilidad- de las mismas autoridades que fomentan con ello un ahorro de costes que se complemente con el aumento de ingresos… totalmente extraordinarios.

2 comentarios:

  1. Hola Luis,
    estoy de acuerdo contigo en todo menos en una cosa, a los arquitectos y demás técnicos que estamos habilitados por titulación para informar ITE no nos da ni para pipas, además los honorarios son libres y libremente se puede pedir presupuestos y elegir al más económico.
    Saludos
    Tono

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tono por tu apreciación y confío que mi mala experiencia solo sea una casualidad: oferta elevadamente alta que sospechosamente baja a un euro menos que la del nuevo técnico consultado. Y no lo digo porque los arquitectos seais así, es que los españoles somos así. Y así nos va

      Eliminar