martes, 13 de mayo de 2014

¿Cambios en el ciclismo?

Son –somos- muchos los aficionados los que piensan –pensamos- que la mayor parte de las carreras ciclistas profesionales se bloquean en exceso por el alto número de corredores por equipo, que piensan más en controlar la situación el mayor tiempo posible que en distintas alternativas tácticas desde el principio que darán mayor emoción a la prueba.

El debate no es nuevo, pero la diferencia es –dicen- que la UCI está estudiando  esta posible reducción de efectivos entre otras serie de medidas para ‘modernizar’ nuestro deporte, que falta le hace. Además, esa disminución podría conllevar otros beneficios ‘colaterales’, como la reducción de la cantidad total de corredores en el pelotón, algo que últimamente está generando bastante peligro de caídas en los primeros y nerviosos días de carreras como el propio Tour de Francia, o por el contrario permitir la presencia de más escuadras en la línea de salida, un tema que quizás haya que estudiar si sigue adelante la reforma UCI en los términos planteados.

Sin embargo, no debemos olvidar que el ciclismo es un deporte de equipo y no de individualidades con un mismo patrocinador, como a algunos les sigue pareciendo. Por ello, pensar en una clásica con solo cinco corredores por escuadra es una aberración solamente tolerable en ese despropósito reglamentario que son los Juegos Olímpicos, por mucho que pueda conllevar un desenlace tan espectacular pero impropio como el que vivimos en Londres 2012. Sin embargo, pasar –en un primer momento- de ocho a siete ciclistas en las clásicas debería ser un planteamiento a estudiar. Luego, la experiencia servirá para valorar en su justa medida si ha sido conveniente o no la modificación.

¿Y en las carreras por etapas? Durante mucho tiempo los equipos en las ‘grandes’ tuvieron entre diez y doce corredores y tan sólo en los últimos años se ha pasado a los nueve hombres por escuadra. En este caso, son muchos los que clamarían al cielo si se redujeran las formaciones a ocho, con el riesgo de que les pase como al Garmin en el presente Giro, que se habría quedado con sólo seis ciclistas tras las bajas de Martin y Koldo en ese trágico inicio irlandés. Y claro, con tan escaso potencial es muy complicado defender las opciones de un hombre en la general, o incluso de cara a una ‘volata’, aunque en este caso haya sido precisamente la baja de su líder.

Aquí es precisamente donde entra la imaginación, las propuestas arriesgadas que tanto parecen echarse en falta en el ciclismo, recuperando el título de este ‘post’: cambio, pero no como modificación, transformación, sino como relevo, sustitución. Vamos, dando a entrada a un ciclista desde el ‘banquillo’ como sucede en el fútbol.

La idea que propongo es tan simple como ‘inaudita’, y seguro que me lloverán palos de los puristas: durante los primeros días de una ‘grande’ –por ejemplo, la primera semana o diez días- todos los equipos participantes podrán sustituir a uno o dos corredores lesionados –o sin lesionar, para evitar picarescas- por otros reservas previamente determinados, que no contarían ya para las generales, pero sí para los triunfos parciales o para ayudar al líder. Así el equipo que tuviera la desgracia de perder a un corredor no se vería lastrado al tener un equipo más reducido. O incluso podrían verse otras opciones tácticas de alinear al principio un determinado tipo de ciclista para dar luego entrada a especialistas distintos.

No sé si este hecho se habrá producido alguna vez en nuestro deporte, en una grande desde luego que no, pero por poco: el Giro de 1976 invitó al Kas a alinear a un nuevo corredor cuando el malogrado Juan Manuel Santiesteban encontraba la muerte en la primera etapa en tierras sicilianas. La escuadra vitoriana no aceptó… porque no pudo gestionar en tiempo y forma el viaje del relevo.

6 comentarios:

  1. Jon "Chiapucci" (Karrantza)14 de mayo de 2014, 10:58

    Aupa!

    Pues, muy al contrario de lo habitual, hoy no estoy de acuerdo contigo.

    Que haya tantos corredores por equipo quita toda la epica al ciclismo, sobre todo si hay equipos que pagan por tener a los mejores (en vez de estar en diferentes equipos batiendose entre ellos).

    Ejemplos: en las clásicas, lieja 2014 los equipos controlando hasta St. Nicholas!!; en vueltas grandes, el tour de Wiggins fue vergonzoso, de los 8 mejores en montaña 4 eran del Sky; ejemplo a la inversa, el tour de Froome, se quedó sin equipo pronto y se batió solo contra todos, ganando más que merecidamente.

    Mi opinion:
    - 5 corredores en clásicas, 6 en pequeñas vueltas y 7 en grandes vueltas.
    - Mas equipos a invitar en las carreras, para un mismo numero total de corredores. Eso animaría a los ptrocinadores, al ver que es mas facil ir al tour, por ejemplo.
    - Plantillas mas cortas, menos presupuesto necesario, mas facilidad economica para patrocinadores.
    - Hombres fuertes mas diseminados en equipos, mas competencia.
    - Pinganillo solo para radio vuelta, avisando de peligros e informando de escapados y tiempos.

    Lo de instaurarlo gradualmente habria que estudiarlo, pero que sea definitivo, que si no no se hace. Supongo que los equipos poderosos no lo permitirán, por eso hay que hacer un decretazo ;)

    Felicidades por el blog!! Un saludo.

    Jon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo no discrepamos en mucho, salvo en que tu tijera corta más que la mía. Eso sí, lo que quería llamar la atención es más en la posibilidad de que pudiera haber sustituciones en las grandes vueltas y más aún si es con equipos de siete como propones. Entraríamos en una nueva perspectiva a la hora de afrontar las carreras. Un saludo y gracias Jon

      Eliminar
    2. En principio no es mala idea lo de la sustitución...pero para los experimentos ya se encuentra la gaseosa. Seguramente que muchos habrán pensado lo mismo, pero me permito esta libertad en nombre de la amistad y por lo tanto me adelanto. No es una idea descabellada, ni mucho menos, pero..seguramente, los listos de turno sacarían partido en probecho propio. Un saludo amigo¡¡

      Eliminar
    3. Hola Poli. Aqui se admiten todas las opiniones, sean amigos o no!!! Pero personalmente creo que el ciclismo tiene que empezar a hacer algo más que gestos. Y mejor experimentos, aunque no sean con gaseosa, que estarse cruzados de brazos. Un saludo

      Eliminar
  2. The reduction in the number of riders per team is the right idea. The replacement of injured runners could be interesting, certainly should be tested.

    ResponderEliminar
  3. I think for the Giro and Tour 7 riders per team may be the right number

    ResponderEliminar