miércoles, 13 de agosto de 2014

Orden del Mérito Civil por denunciar la corrupción

En 2007, Ana Garrido Ramos trabajaba como técnico del Ayuntamiento de Boadilla del Monte. Cansada de ver corrupción a su alrededor, empezó a elaborar un dossier para reunir pruebas. 

Ese dossier acabó teniendo más de 300 páginas y daría lugar a la investigación de la ‘Trama Gürtel’, uno de los casos de corrupción abiertos más grandes de las últimas décadas. Sin embargo, en lugar de recibir el reconocimiento que merecía por su integridad, Ana empezó a sufrir presiones y acoso por parte de superiores y antiguos compañeros, tal y como reconocía a principios de año una sentencia judicial que condenaba al Ayuntamiento de Boadilla por ‘mobbing’, reconociendo que fue víctima de acoso laboral. “Nunca imaginé que el precio por denunciar la Gürtel iba a ser tan alto”, declaraba entonces la ex funcionaria.

Hoy me ha llegado una petición a través de Change.org para que se le conceda la Orden del Mérito Civil, el reconocimiento reservado "para aquellos funcionarios o empleados públicos que hayan prestado servicios relevantes y ejemplares al Estado español", a través de la asociación ¿Hay Derecho? Y naturalmente he firmado y me gustaría que lo hicieras tú también, puesto que considero que denunciar la corrupción es un servicio relevante y ejemplar, que merece una recompensa. Bueno, bastante más que eso.

Y es que cuando a nuestro Gobierno y gobernantes se les llena la boca de regeneración democrática y de que harán todo lo posible y lo imposible por desterrar la corrupción, hay dos medidas imprescindibles, urgentes y complementarias. Llevar ante los Tribunales a todos aquellos que se aprovechan de su condición ‘pública’ para hacer negocio ‘privado’ y premiar a todos aquellos funcionarios como Ana Garrido que, a riesgo de su bienestar profesional y personal, han denunciado casos de corrupción, convirtiéndose en un ejemplo a seguir

No hay comentarios:

Publicar un comentario