lunes, 3 de noviembre de 2014

Extrañas bicicletas (XII): Cycoped

No se le puede llamar propiamente bicicleta, ya que no tiene ni las dos ruedas, ni ningún mecanismo de pedaleo. Pero este monociclo está tan emparentado que creo que se merece un hueco en esta serie y más cuando presenta un novedoso e innovador sistema de control.

Cycoped’ es el nombre de este artilugio, que, según su inventor británico de solo 24 años, Pretom Chakraborty, está inspirado en la película Wall-E. De esta forma, el control de la misma se hace directamente con el cerebro, mediante unas gafas que registran esos impulsos, que posteriormente se transmiten a una aplicación controlada por un smartphone, que es lo que dirige el aparato en cuestión.

¿Ciencia ficción, punto de inflexión en el transporte urbano, tomadura de pelo? De momento es un simple prototipo, (60x35x60 cms, 25 kgs) aunque si cuaja sería sumamente económico en lo referido al consumo ya que con apenas una recarga de cuatro horas tendrá una autonomía cercana a los 25 kilómetros, con una velocidad máxima de 25kms/h. Eso sí, en lo tocante a la adquisición, preparad casi 2.000 euros, concretamente 1.499 libras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario