lunes, 26 de enero de 2015

Algunas cifras sobre el Mundial de ciclocross, que llega a su sexagésimo sexta edición

Este fin de semana, la localidad checa de Tabor acogerá la LXVI edición de los Campeonatos del Mundo de ciclocrss UCI, si bien ya existía un Criterium Internacional catalogado oficiosamente como Mundial, tal y como nos cuenta Max Bulla en la magnífica serie Arcoiris en el barro en Biciciclismo, que sinceramente os recomiendo y que ha servido como base para decidirme a hacer esta recopilación estadística de los Mundiales.

Un total de trece países han acogido alguna vez este evento, todos en Europa salvo Louisville (Estados Unidos) en aquella concentrada edición de 2013. Se trata de Bélgica y Francia (8 veces), Suiza, Países Bajos y España (7), Italia y Alemania (6), Luxemburgo y Chequia (4), Gran Bretaña (3), Dinamarca y Eslovaquia (1). Nos falta una sede, Saarbrucken, que cuando acogió su Mundial en 1955, era territorio independiente, aunque ahora pertenezca a Alemania.



Como sedes, Tabor acogerá su tercer Mundial y será, junto a Luxemburgo, la única que lo ha hecho en tres ocasiones, aunque en 2016 se unirá la localidad belga de Zolder. Han visto más de un Campeonato, Pontchateau (Francia),  Ginebra (Suiza), Koksijde (Bélgica), Hannover y Sankt Wendel (Alemania), Hoogerheide (Países Bajos) y Tolosa, en nuestro país.

Siete Mundiales se han disputado en España, todos ellos en Euskadi y Navarra, en tres provincias: Guipúzcoa –Oñati, Beasain y Tolosa-, Vizcaya –Amorebieta y Getxo y la navarra Bera de Bidasoa. Una cifra muy similar a la de las grandes potencias, si bien hay que remontarse a 1990 para encontrar la última edición disputada en nuestro territorio. ¿Alguien se anima a recuperar la tradición?

A pesar de que hoy en día se asocia de forma indisoluble ciclocross y Bélgica, no fue hasta la decimoséptima edición, celebrada en Beasain, cuando se produjo el primer triunfo belga, precisamente con el hombre que tiene el record mundial de victorias, Eric De Vlaeminck, con 7. Bélgica es el país con más ‘arco iris’, un total de 27.

Curiosamente fue Francia la nación que dominó en las primeras ediciones, con nueve triunfos consecutivos, aunque el décimo (y último) no llegó hasta 1993 con Dominique Arnould. A pesar de esa sequía, los galos ocupan el segundo lugar en el medallero.

Suiza (siete), Alemania e Italia (seis), Países Bajos (cinco) y Chequia (cuatro) son el resto de países que han tenido alguna vez un ‘arco iris’ en la máxima categoría, mientras que Estados Unidos, Dinamarca y Luxemburgo son los que han logrado alguna de las otras medallas en juego.

En cuanto a los grandes triunfadores, tras Eric De Vlaeminck –el ganador más joven, además, con 20 años-, encontramos a tres pentacampeones, el francés André Dufraisse, el italiano Renato Longo y el suizo Albert Zweifel, un tetraganador, el belga Roland Liboton, así como a cinco tricampeones, el frances Roger Rondeaux, el alemán Rolf Wolfshohl, los belgas Mario De Clercq y Edwin Vervecken y el checo Zdenel Stybar. Sven Nys, uno de los más grandes de todos los tiempos, solamente tiene dos ‘arco iris’, en 2005 y 2013, aunque ha subido otras siete veces al podio.

En el mencionado artículo se sostiene la diferencia, incluso la oposición, entre ciclocross y carretera, pero muchos arco iris en el barro han brillado en el asfalto. Desde el primer ganador, Jean Robic, ganador del Tour de Francia, hasta el campeón olímpico Pascal Richard, pasando por los grandes clasicómanos Roger De Vlaeminck y Adrie Van der Poel, el ganador de la Vuelta Rolf Wolfshohl o el sprinter Klaus Peter Thaler, que también fue podio en la rondas española.

En cuanto al campeonato femenino, que se disputa desde 2000, solamente Países Bajos, Alemania y Francia se han llevado el oro. Y a nivel individual, dos nombres por encima de todo, la heptacampeona neerlandesa Marianne Vos y la cuatro veces triunfadora, la alemana Hanka Kupfernagel. A diferencia de los hombres, sí encontramos una mujer que ha reinado –y de que forma- en carretera y ciclocross, la mencionada Vos.

Los Mundiales juniors comenzaron a disputarse en 1979 y ese año se consiguió la única medalla de oro del ciclocross español en cualquiera de las categorías oficiales, con el mítico Iñaki Vijandi. Otras dos platas han sumado nuestros juveniles, a cargo de Jokin Mujika (1980) y Gaizka Lejarreta (1996).

Entre los menores, encontramos al único ciclista que ha sido arco iris en las dos disciplinas que estamos analizando, el neerlandés Mathieu Van der Poel, que este año ha decidido competir directamente entre los élites y saltarse la categoría intermedia. Algún día logrará el título, en un doblete que también tienen Radomir Simunek, Richard Groenendaal, Lars Boom y Niels Albert. Eso si, que no le suceda como a su padre, Adrie, que fue cinco veces subcampeón antes de conseguir el arco iris.

Terminamos con la categoría de plata, amateurs (1967 a 1993) y sub23 (desde 1996), en la que también encontramos algunos ganadores que luego lo serían en la máxima categoría: Roger De Vlaeminck, Thaler, Mike Kluge, Danielle Pontoni, Nys, Bart Wellens, Stybar, Boom o Albert, y posiblemente en un futuro no muy lejano Lars Van der Haar y Wout Van Aert se sumarán a la lista. Y aquí encontramos la cuarta y última medalla española, la plata de José Mari Basualdo en 1970.

2 comentarios:

  1. Mis disculpas a todos los beratarras, a los que incluí como guipuzcoanos en vez de navarros, por no haber hecho una comprobación de rutina que si hice -paradójiocamente- con las demás sedes. Corregido queda

    ResponderEliminar
  2. Nos tienes un poco abandonados por aquí y tenemos que releer lo del 2015!!

    ResponderEliminar