miércoles, 11 de febrero de 2015

Días de barro y días de ciclismo

Unipublic presentaba ayer en Madrid la primera edición de ‘The Mud Day’, una “experiencia para gente loca, ida del tarro” como la definía Oscar Pereiro, uno de los participantes ilustres de una competición popular pero con vocación de extrema que tanto están en boga, que cuenta ya con 1.500 inscritos pero que espera alcanzar los 6.000.
La cita será en Toledo, el próximo 23 de mayo, y llega a España ya que ASO –la empresa matriz de los organizadores de la Vuelta- tiene los derechos de esta prueba y ya montó en 2014 seis carreras similares en Francia con enorme éxito, y con una fórmula muy sencilla: superar una veintena de obstáculos de todo tipo (escalada, agua, cuerpo a tierra…), de forma individual o divirtiéndose por equipos, y todo ello en “barro, barro y más barro”.

Obviamente no es ciclismo.
No estuve en la presentación, ni estaré en ‘The Mud Day’ –mi cuerpo no está ahora mismo para esos trotes, aunque los requisitos tampoco son tan extremos- y si escribo de esta experiencia es por un comentario que me ha llegado esta mañana: “Ya podían dejar los de Unipublic estas historias y volver a organizar más carreras ciclistas que dejaron de hacer”.
¿Pues qué queréis que os diga?
De entrada no me parece nada mal, todo lo contrario, que se organicen estos eventos, ya que son los que más demandan los deportistas populares, cada vez más numerosos y exigentes. ‘The Mud Day’ es una fórmula original, atractiva y que seguro que tiene un enorme éxito también en España. Unipublic está en su perfecto derecho de apostar por esta línea de actividades. Y ojalá se pudiera hacer también un ‘Bike Mud Day’ o cualquier fórmula que sirviera para dar más dinamismo a nuestro deporte.
En cuanto a lo de recuperar viejas pruebas ciclistas, por mucho que sea una pena que abandonaran la organización de determinadas carreras –y más cuando tienen ese gran producto que es la Vuelta que podrían ‘calentar’ con otras carreras-, considero que esa nostalgia no tiene nada de positivo para nuestro deporte. Hay pruebas que desaparecieron y que no tienen ninguna posibilidad de ser resucitadas, mal que nos pese. Otras pueden volver, pero para ello hace falta gente nueva con iniciativa –no solo ‘echarle la culpa’ a Unipublic- y sobre todo fórmulas de financiación que no pasen por el ‘sota, caballo y rey’ de los poderes públicos. Pero lo que hace falta son ideas diferentes -¿Liga, calendario conjunto con Portugal…- de forma que se pueda estructurar un calendario distinto que nos haga soñar con el futuro y dejemos de una vez de añorar el pasado.
Mientras tanto, ¿por qué no nos tiramos al barro?

1 comentario:

  1. Vaya decepción. Llamándose "mud day" y estando organizando por Unipublic, di por hecho que sería el evento con bicicletas. Vendría genial para darle un impulso al ciclocross en España.

    ResponderEliminar