domingo, 8 de febrero de 2015

No se puede hacer más lento

Acabo de enterarme del fallecimiento ayer de René Lavand, a los 86 años. Posiblemente muchos no le conocerías, pero ha sido uno de los ilusionistas que más me ha sorprendido y cautivado. Y es que este cartomago hacía sus trucos con una sola mano, la izquierda. Y acompañando sus trucos con una voz profunda con la que nos contaba unas historias fascinantes, entre dramáticas pausas y silencios y frases tópicas como ese ‘No se puede hacer más lento’ con el que alcanzó la fama este lentigitador, como se definía.

A los nueve años perdió su mano derecha –siendo diestro- al ser atropellado por un coche que le aplastó la extremidad. Pero lejos de derrotarse, comenzó a ejercitar sus trucos con una sola mano. Héctor René Lavandera daba paso al genial René Lavand que cosechó el éxito no solo en su Argentina natal, sino en Estados Unidos y otros muchos países como España, donde le conocí de la mano de Juan Tamariz.


Este vídeo os muestra su arte, su genialidad, pero si no os parece suficiente, nada mejor que este documental sobre su vida, ‘El Gran Simulador’ o sus memorias, ‘Barajando recuerdos’. DEP.

No hay comentarios:

Publicar un comentario