viernes, 6 de enero de 2017

Mis dieciocho años de Campeonatos de España de ciclocross (y II)

Tras haber repasado los primeros nueve años, completo mi experiencia en los otros nueve que he vivido, esperando tener mucho que contar desde hoy en Valencia 2017, mis decimonovenos Nacionales de ciclocross. Como os decía ayer, no esperéis un profundo análisis, sólo algunos recuerdos.

De esta forma nos hemos plantado en Villarcayo 2008, un Campeonato que tuvo importantes novedades. Gracias al popular ‘Chato’ se comenzó a disputar la prueba de relevo por selecciones, a imagen del BTT, en una iniciativa sin par a nivel mundial, pero plenamente consolidada y con un notable interés por parte de las selecciones.  Ello obligó a comenzar el Nacional en viernes, con la duración de cuatro sesiones en tres días que tiene actualmente. Igualmente se introdujo la categoría masters 60 que sería coto cerrado durante cinco años de Miguel Angel Gavilán (al que deseamos una pronta recuperación). Otro nombre curioso en el palmarés es el de la pistard Tania Calvo, ganadora en cadetes (dos años más tarde repitió en juniors). Y curiosamente hubo dos David Seco en ese evento: el ya hexacampeón y mi ex compañero en la RFEc, ayudante de lujo en varias ediciones.

En el mismo escenario que cinco años antes, aunque con algunos pequeños cambios, Valladolid 2009 ha sido la única sede que ha repetido en lo que llevamos de siglo. Una avería de José Antonio Hermida echó por tierras las esperanzas del de Puigcerdá se de ser tricampeón y abrió la saca de un Javier Ruiz de Larrinaga que siempre se ha quejado -y con toda la razón- de que a sus victorias se les ha dado menos relieve del que se merecen: veremos que pasa si logra el ‘sexto’ este fin de semana. La carrera femenina se dilucidó en un cerrado sprint entre Rocío Gamona y y Marga Fullana, mientras que nunca se me olvidará -ni a él tampoco- el resbalón de Marcos Altur que le impidió ganar el título cadete y tercer que conformarse con la plata. Por cierto, el podio lo completaron las dos grandes esperanzas frustradas del ciclocross nacional, Jonathan Lastra y Pablo Rodríguez.

A pesar de que incluso se anunció Valencia como sede, Cantabria volvía a organizar unos Campeonatos de España, con Laredo 2010. Fue otro Nacional gélido, en el que incluso nevó a nivel del mar -el recorrido estaba muy cerca de la playa y por este motivo corrió riesgo incluso de suspensión-, aunque fueron los accesos por carretera a Cantabria de los distintos participantes -y seguidores los que más quebraderos de cabeza produjeron. Fue el último título del tetracampeón sub23 David Lozano, que un par de años después se pasaba a la carretera, con el actual Novo Nordisk, al diagnosticársele una diabetes, y nos mostró a un Jon Ander Insausti, como ganador junior -un año más tarde sería campeón sub23- que parecía iba a ser otra referencia en esta disciplina… que también abandonaría.

Zamora 2011 podría recordarse como el Campeonato de las tres sedes. Iba a realizarse inicialmente en la localidad de Villaralbo, pero la crecida de un río obligó a llevarlo a la capital, a la campa del Rey Don Sancho… que no aguantó las lluvias caídas, lo que obligó a trasladarlo a pocos días del evento al Parque de Valorio, tras recibir la autorización de Medio Ambiente, que también llegó como agua…bendita. Sin duda se ganó en el escenario y de ello pueden dar fe no solo los participantes, sino los espectadores que por primera vez en muchos años vieron el Nacional en directo. En esta ocasión, el protagonista desgraciado fue Egoitz Murgoitio que perdió la oportunidad más clara que tuvo de ganar un Campeonato de España élite -jamás lo logró en esta categoría-. Tras unos años ‘desparecida’, Aida Nuño volvía por sus fueros y se llevaba su tercer rojigualdo, mientras que Pablo Rodríguez, como junior sumaba el primero. Fue también la última vez que compitieron los ciclodeportistas.

También cambió bastante el recorrido en días el de Gandía 2012, aunque en este caso dentro del mismo recinto, ya que tuvo bastantes críticas -algunas realmente injustas- y tuvieron que realizarse numerosos ajustes, hasta que quedó un recorrido muy interesante que propiciaría lucha hasta el final en todas las categorías. Uno de los más críticos fue Isaac Suárez… que terminaría llevándose el Campeonato élite en una mañana memorable ya que su sobrino Kevin se anotaba el título junior. La Comunidad Valenciana triunfaba en el relevo en un agónico final gracias a su arriesgada táctica de poner a la fémina al final. Pero sin duda lo que siempre recordaré de Gandía es mi frustrada experiencia como narrador: Teledeporte ofreció un falso directo, pero se nos dio la posibilidad de darlo en directo en streaming, con este servidor como obligado locutor, acompañado de Rocío Gamonal y José Luis De Santos. Nos quedó una bonita hora, pero nadie se enteró de aquello: la plataforma se saturó y no se pudo ver. Es más, ni una mísera grabación quedó para mostrarla a mis nietos.

Nunca se me olvidarán los nervios de Julio César Suárez, alma mater de Navia 2013, hasta que se puso en marcha un evento al que también acompañó la mala climatología, sobre todo a causa del viento, en un circuito a nivel del mar que también tuvo que cambiarse a causa de las mareas. Fue el estreno como campeón de Aitor Hernández… y de Felipe Orts, en este caso como junior, así como el título absoluto de Lucía González: con ocho triunfos en las distintas categorías es la persona que más maillots rojigualdos posee. Y el crecimiento de los participantes en las categorías masters obligó a separar la carrera de los masters 40 de la de los 50 y 60. También fue el primer Campeonato de España tuitero.

Por mucho que el ciclocross sea posible y factible en muchos escenarios, parece ser que los parajes mediterráneos más secos y menos embarrados no son santo de la devoción de muchos puristas, por lo que Segorbe 2014 también fue recibido con críticas, pese a ofrecer un recorrido bastante interesante… que tuvo bastantes víctimas y del que grabamos este curioso y semimprovisado vídeo. Aida Nuño se imponía al sprint a Rocío Martín, frustrada ganadora dos años antes, y ‘Larri’ retomaba su racha plantándose en su cuarto rojigualdo. Por el contrario, Jonathan Lastra cerraba su periplo con su segundo título sub23, antes de lanzarse a una aventura en la carretera en la que pocos creían, pero que ha resultado plenamente exitosa. Y terminamos con los masters, con la decisión de subdividirlos en grupos de edad de cinco años -manteniendo las tres carreras- por lo que se coronaban hasta ocho ciclistas en estos Campeonatos y en los siguientes.

La televisión en directo, aunque en este caso RTPA, volvió a los Campeonatos de España en Gijón 2015, en un circuito muy trabajado y visualmente muy atractivo en una excelente labor de la Federación Asturiana, que mimó hasta los más pequeños detalles. Eso sí, por problemas de espacio el podio estaba bastante alejado de la zona de llegada, por lo que nos obligaba a un ‘paseito’ entre el final de la carrera y la ceremonia protocolaria… que aprovechaba para subir vídeos a Internet. Aitor Hernández sumaba su segundo entorchado, en una cita que no se quiso perder Samuel Sánchez y en la que los asturianos se salieron. Y lo que fue una anécdota, aunque saldada con una sanción, por entrar Rocío Gamonal con una bandera, alguno quiso politizarla y hablar de que se coartaba su libertad de expresión. ¡País!

Y terminamos el repaso con Torrelavega 2016, un evento que siempre asociaré al inolvidable Félix González, en la última vez que trabajamos juntos, lo que siempre fue un placer. Un circuito perfecto y lo suficientemente embarrado para ofrecer un gran Campeonato, en el que Isaac Suárez fue el artífice de ese recorrido tan europeo y Kevin el protagonista, en una valiente decisión de correr en la categoría superior, saldada con la medalla de plata, por detrás de un ‘Larri’ que la chita callando se plantaba en cinco títulos, lo mismo que Nuño, mientras que su compañero de equipo Jokin Alberdi lograba el segundo triunfo consecutivo en juniors, algo que solamente se ha visto otra vez más en lo que va de siglo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada